Pingüinos en París (Bajo dos tricolores), ya está en su segunda edición.

 

Mi nueva novela Pingüinos en París (Bajo dos tricolores), ya está en su segunda edición. Gracias a todos los lectores. Si no la encontráis en vuestra librería favorita insistid para que os la traigan. Os lo agradecerán.

 

Portada 2º edición

 

En todo caso también podéis adquirirla directamente a la editorial http://www.editorialcomuniter.es/narrativa/119-pingueinos-en-paris-bajo-dos-tricolores   sin gastos de envío.

Para quienes no sepáis todavía de qué trata la novela podéis entrar en:

Página de la novela

Encontraréis personajes, vídeos, lugares, fotos, música y películas que aparecen el la novela.

Sinopsis

También podréis descubrir o saber más de La Nueve, la famosa compañía de republicanos españoles que liberó París el 24 de agosto de 1944.

LA NUEVE

parís por Jose Manuel Serrano villa Alicia.

Foto de José Manuel Serrano. Paseando los Pingüinos por París.

Roma, ciudad abierta.

El 14 de marzo de 1944, Roma fue declarada ciudad abierta. Los continuos bombardeos aliados ponían en peligro la monumental capital y las autoridades alemanas decidieron que Roma, al igual que París en 1940, merecía ser salvada. Roma había sufrido la ocupación alemana como si se tratara de una ciudad enemiga.

Ocupación de Roma por los alemanes el 10 de septiembre del 43. Foto:  http://www.16ottobre1943.it/it/loccupazione-nazista-di-roma.aspx

Roma había sufrido desde septiembre del 43 hasta su liberación la ocupación alemana. Los alemanes habían llegado como conquistadores y no como aliados. Durante la primera semana de ocupación requisaban a punta de pistola los vehículos en mitad de la calle, aquello podía entenderse como una necesidad militar para controlar la ciudad. No obstante, siguieron el mismo procedimiento para conseguir joyas y dinero de los transeúntes y así como en París habían procurado mantener un orden policial, en Roma se convertían en vulgares atracadores. Se prohibieron los taxis y circular en bicicleta con la excusa de evitar atentados por parte de los partisanos. A menudo, con el pretexto de restricciones energéticas, cortaba la corriente de los transportes públicos con lo que los trolebuses y tranvías dejaban de funcionar durante horas. Solamente había gas durante hora y media al mediodía y 30 minutos por la noche. Tampoco los hogares podían disponer de teléfono bajo la sospecha de espionaje. El invierno del 43-44 había sido frío y mucho más por el corte del gasóleo; los palacetes romanos de techos altos y pisos de mármol se quedaron tan fríos como las chabolas del extrarradio. El toque de queda fue muy estricto y más de un romano perdió la vida desafiándolo. El ya habitual racionamiento se endureció y el mercado negro hizo su agosto en pleno invierno y las requisas practicadas en las redadas de las SS eran de nuevo revendidas a los estraperlistas por oficiales corruptos.

Extracto de Pingüinos en París.

 

Resultado de imagen de Ocupación alemana de Roma

Foto: Mundo Militaria

Sin embargo, Roma no caería en poder de los aliados hasta el 4 de junio. En el ínterin entre marzo y junio, las tropas de ocupación alemanas todavía practicaron sus métodos represivos sobre la población civil. Así es el caso de la masacre Fosas Ardeantinas ocurrido el 24 de marzo en repuesta a un atentado   del grupo partisano GAP (Gruppi d’Azione Patriottica) el día 23 de marzo y en el que murieron 28 policías (tres más morirían en días posteriores) y dos civiles italianos. Hitler ordenó  a Herbert Kappler, comandante de la Gestapo en Roma  que ejecutara a 10 civiles por cada policía muerto. Un total de 335 civiles italianos, redondeando la cifra exigida por el dictador alemán, fueron conducidos a  unas minas abandonadas en el extrarradio de Roma y ejecutados.

Memorial de las Fosas. Foto: Universitat Politècinca de Catalunya

Resultado de imagen de Ocupación alemana de Roma

Foto  e historia de Happler: https://it.wikipedia.org/wiki/Herbert_Kappler

Pese a todo, el mayor temor de los romanos durante la ocupación fue el reclutamiento forzado de hombres de todas las edades a los que deportaban a Alemania o ponían a trabajar en las defensas de la ciudad. Luego estaba la sempiterna persecución a los judíos romanos. En octubre más de mil de ellos fueron deportados a Auschwitz. Los actos de sabotaje eran duramente castigados con detenciones y fusilamientos. En el mes de marzo uno de estos ataques fue salvajemente escarmentado. Hitler ordenó fusilar a diez italianos por cada víctima del atentado. Herbert Kappler, comandante de la Gestapo en Roma, envió al paredón a 335 civiles internos en las cárceles romanas por motivos diversos redondeando la cifra exigida por el perturbado de Berlín. El lugar de tal atrocidad fueron las Fosas Ardeatinas en el extrarradio romano. El Papa, pese a saberlo con anterioridad, calló pávidamente. La ocupación había sido abusiva, ratera, dura y asesina. El resultado fue un feroz aborrecimiento hacia los alemanes por parte de la población urbana. No hubo, como en París, una mínima confraternización; los godos fueron odiados por casi todos los romanos.

Extracto de Pingüinos en París.

La película.

En enero de 1945, Roberto Rossellini realiza un película sobre la ocupación alemana y  basada en hechos reales, llamada: Roma città aperta. El film tuvo varios premios:

Resultado de imagen de ROMA CIUDAD ABIERTA Nominada al Oscar: Mejor guión
 Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor película extranjera
 Festival de Cannes: Gran Premio del Festival (Ex-aequo)
Y contó con un reparto excepcional: 
Aldo Fabrizi, Anna Magnani, Marcello Pagliero, Maria Michi, Harry Feist,Vito Annichiarico, Francesco Grandjacquet, Giovanna Galletti, Carla Rovere

 

 

Alfonso XIII en Pingüinos en París

En varios momentos de mi novela aparece la figura de un decadente Alfonso XIII, huido de España al proclamarse la República y exiliado en Roma donde entra en contacto – muy directo – con una de las protagonistas del libro.

Precisamente hoy, 28 de febrero se cumple el aniversario de su muerte en su exilio romano. Fue el 28 de febrero de 1941.

14025847753886

Cuando la bandera republicana ondeó al viento el 14 de abril de 1931, Alfonso XIII comprendió que su vida iba a cambiar, pero no de una forma radical porque al exilio se llevó su fama y maneras de sátiro, su adicciones y una fortuna que al cambio representarían 48 millones de Euros. Había sido rey desde su nacimiento, aunque hasta su mayoría de edad y coronación, el 17 de mayo de 1902, su madre Cristina de Hasburgo asumió la regencia.

1460544743_415483_1460564138_noticia_normal

Días después de su marcha salía de España la ya ex reina Victoria Eugenia de Battenberg, hartísima esposa de Alfonso XIII. La República española tuvo la galantería de devolverle a Victoria las llamadas “joyas de pasar de las reinas españolas” que habían quedado en España.

alfonso-xiii-atentado-1258x900

Lo que más recordaría el Pueblo español de la real pareja fue el bombazo de Mateo Morral el día de sus desposorios.

alfonso-xiiiy-las-hurdes-2

El monarca sólo tuvo dos gestos sobresalientes en su reinado que interesaran al Pueblo, su visita a las Urdes…

y cuando convirtió algunas dependencias del Palacio Real en una oficina de la esperanza para quienes tenían gentes desaparecidas durante la Gran Guerra. La oficina tramitó, junto con la Cruz Roja, los paraderos y la repatriación de cuantos prisioneros, de uno y otro bando, recibían noticias.

Pero si en algo destacó el Borbón fue en la persecución de cuantas mujeres hermosas se le ponían a tiro.

Imagen relacionada

 

Tanto le gustaban que no dudó en ser guionista y productor de películas pornográficas para su uso y consumo y que los hermanos Baños filmaron para él.  “El confesor”, “Consultorio de señoras” y “El ministro” permanecieron ocultas más de setenta años, hasta que aparecieron de forma misteriosa en un convento valenciano. Fueron restauradas por la Generalitat valenciana y se conservan en la Filmoteca de Valencia.

 

 

Volviendo a Don Alfonso, el jueves 16 de abril  de 1944 se reunió en el hotel Meurice de París con su familia, donde se alojó en una confortable y carísima suite.  Alfonso, nada más llegar, encargó a Quiñones que le comprara media docena de camisas de seda . Días después adquirió un veloz Bugatti y se dedicó a conceder entrevistas y a conocer la noche parisina. Harta de todo, la reina Victoria se fue a Inglaterra abandonando marido e hijos. Tuvo que reclamar su dote y los intereses de los años compartidos con Alfonso, además de una pensión alimenticia.

El ex monarca se marchó a Roma y se alojó de continuo en una suite del Gran Hotel, concretamente la número 35, donde vivió los diez años que le quedaban, mientras no se encontraba en uno de sus numerosos safarís o persiguiendo amantes y juegos por París o Montecarlo.

El rey, según sus cronistas, falleció el  en la suite 35 del Gran Hotel a causa de una afección cardíaca. Sin embargo, el motivo de este fallo coronario fue debido a las numerosa infecciones dentarias, como su dentista Florestán Aguilar,  – ya fallecido en aquellas fechas – le había advertido en multitud de ocasiones. Fue enterrado en la iglesia de iglesia de Santa María de Montserrat de los Españole en Roma hasta la repatriación de sus restos a España  el 19 de enero de 1980. A su muerte sólo le restaban 18 millones de euros; en diez años había gastado más de 30.

ena-y-alfonso

 

 

 

Antonio Machado en Pingüinos en París.

antonio-machado-4

El día 22 de febrero de 1939 fallecía  en Colliure (Francia) Antonio Machado. En mi novela, dos de los protagonistas, Nicoletta y Robert Capa lo saludan en el Hotel Majestic de Barcelona. El poeta y algunos de sus familiares están en la ciudad condal huyendo del avance de los franquistas. Vivirán algunos días en el establecimiento hotelero de Paseo de Gracia para trasladarse a el 25 de abril del 38  a Torre Castanyer en el barrio barcelonés de Sant Gervasi.

 Hotel Majestic, sala de fumadores, donde Machado conversa con Nicoletta y Robert Capa y Torre Castanyer, a la derecha de la foto tras los pinares.

La última residencia de Machado en España, la casa Castanyer. Foto de Barcelofilia

 

En Barcelona colaborará, como ya venía haciendo desde 1937, con el periódico La Vanguardia en el que escribirá su último artículo en enero de 1939. El día 22 de enero, ante la inminente entrada de las tropas golpistas, decide partir para exilio… es decir, para la muerte. Agotado y con la salud muy mermada llegará a Pot Bou y se refugiara en Colliure el 28 de enero. Apenas le queda un mes de vida para recordar a Leonor Izquierdo, aquella niña que le robó el corazón en Soria, su efímero pero gran amor. “Adiós, madre” fueron sus dos últimas palabras; en su viejo gabán encontraron un pedazo de papel en el que  había garabateado su último verso:  “Estos días azules y este sol de la infancia”.

 

Esculturas de Antonio Machad en Baeza y Leonor Izquierdo en Soria

 

lv_19090218_lv_fotos_d_54401404227-992x558lavanguardia-web

Tiempos felices. Foto de La Vanguardia

Antonio Machado. Poeta y maestro por excelencia, fue el más joven de la Generación del 98. Republicano y creyente, de su Dios y del género humano. Según Gerardo Diego, “hablaba en verso y vivía en poesía”. No pudo resistir la derrota republicana.

antonio-machado-8

Entierro en Colliure.Foto de La Vanguardia de Barcelona

Poema de Antonio Machado

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

549531_3954452813958_1320482662_n

 

 

Una reseña sobre Pingüinos en París

Pero Qué Locura de Libros.

Pero qué locura de libros, la web lectora y crítica de libros ha hecho una reseña de la novela. Os la incluyo.

RESEÑA U OPINIÓN DE ‘PINGÜINOS EN PARIS’.
<<La mejor novela que he leído en mucho tiempo>>.

 

Pingüinos en París es la historia de un pueblo, de unos españoles que una vez derrotados siguen luchando contra el abuso del poder, las injusticias y la barbarie de la guerra, venga de donde venga.
La novela tiene una estructura maravillosa, junto a los personajes centrales que protagonizan un capítulo, siempre vienen después otros capítulos con personajes secundarios que tienen que ver con la trama principal y que están llenos de matices, que nos cuentan muchas cosas increíbles de sí mismos y del todo de la historia, que contribuyen a que una novela tan larga, resulte entretenida, de ágil lectura y muy, muy íntima.
Crees que la cantidad de personajes con los que empieza la novela te va a abrumar, pero a lo largo de sus 650 páginas, te das cuenta de que sin ellos el amplio recorrido por la historia de España y de Europa desde 1912 hasta 1945 sería imposible.
Tiene la particularidad de que son unos personajes llenos de alma, de vida y de muerte, de pasiones y de ideales, con los que me he identificado, e incluso he identificado a mis ancestros en muchas ocasiones.
He luchado, he llorado, he tenido miedo y he festejado junto a la Nueve por todo el periplo de cosas que les suceden en una década convulsa de nuestra historia.
Me ha maravillado la minuciosidad con la que el autor se ha documentado. El armamento, los movimientos de las tropas, la geografía de los lugares, las anécdotas de los mandos, el devenir de la sociedad de esa época….
Hay un personaje en particular que me ha llamado mucho la atención y al que he seguido a lo largo de la novela a través de google. El del fotógrafo de guerra Robert Capa.
Sus fotografías en el Desembarco de Normandía (calificadas como las 11 magníficas), las de los carros de combate con los nombres españoles, las de París en plena Guerra Mundial, son impactantes y según leía la novela y veía sus fotos era como estar presenciado la propia guerra.
Sus fotografías de las mujeres rapadas en Chartres por colaboracionistas con el ejército alemán quedan tan bien plasmadas en estas páginas, que me sentía viva dentro de esos acontecimientos. Considero que todo ello constituye un “rendez vous” a los reporteros de guerra que cubrieron la contienda como Taro, Capa o Hemingway y a los que lo siguen haciendo hoy en día.
Quizás por el paralelismo de mucho de lo que les ocurre a los protagonistas con las vivencias de mis propios abuelos en esos tiempos, me haya gustado y la haya disfrutado de una manera muy especial. Es un gran homenaje a todos aquéllos que lucharon por la libertad, llenos de convicción y de ideales, que dejaron sus vidas aparcadas por los demás y que sufrieron la ignominia de los vencedores. De aquellos que algún día fueron refugiados en un país por el que lucharon luego sin apenas reconocimientos. Dios mío, se parece tanto la historia a lo que estamos viviendo ahora….
En fin, gracias a Jordi Siracusa, maestro en esto de contar buenas historias por este novelón.
Mis frases:
“Poco tiempo después sabría que los fascistas leían muy poco, los curas al sesgo y los nobles solo lo que les convenía.” (pag.144)
“Su concepción de la monarquía autoritaria y su mentalidad rural y clerical, arremetían contra todo lo que no fueses Dios, patria y rey. A pesar de ser conscientes de que Dios no se mete en la contienda de los hombres, la patria es un concepto muy confuso y los candidatos a la corona de España andaban fuera de ella; uno en Viena en avanzado estado senil y el otro en Roma, haciendo de sátiro desdentado, alcohólico y adicto a la nicotina.” (pag.160)
“Miles de refugiados, abatidos y ateridos de frío, llegaban a la línea fronteriza bajo el pertinaz acoso de la aviación franquista. Era un convoy de desgraciados: de poetas desolados, de madres con lactantes, de ancianos arrugados; de soldados con vendajes teñidos de sangre, mugrientos y derrotados; de niños de rostro ennegrecido y asustado, que parecían salidos de zahúrdas y buhardillas, donde está prohibido jugar, Hugo y Pietro se encontraban entre aquellos infelices. Francia, la cuna de la Revolución, no los acogía, los internaba.” (pag.317)
“Una nación que no cree en sus intelectuales, en la cultura de sus pueblos y que incluso la ridiculiza, está llamada a fracasar” (pag.394)
“La ambigüedad que había mantenido el Obispo de Roma durante todo el conflicto ponía a la Iglesia Católica en un aprieto histórico. La persecución y deportación de los judíos italianos, las extrañas amistades con los representantes nazis y fascistas y sobre todo los grandes silencios de Pio XII con respecto a los excesos de Mussolini y sus compinches, convertían a la Iglesia si no en culpable, sí en cómplice. Demasiado temor en el Papa, demasiada condescendencia y demasiados horrores callados y consentidos.” (pag.466)
“París volvía a ser rescatado por gentes de toda clase y condición: El Pueblo. Aquella noche muchos encontrarían el amor. Porque sigue siendo en libertad cuando podemos ser mejores. FIN” (Pag.640)
De nuestra colaboradora Concha Yunta (Mil gracias Concha).

PERSONAJES DE PINGÜINOS EN PARÍS

La novela está llena de personajes muy interesantes que los haréis vuestros en cuanto comencéis a leerla. Podéis encontrar a los 25 principales y a otros que seguiré añadiendo en la web, que aparecen en las páginas de la novela. Echad un vistazo a vuestros nuevos amigos.

LAS ALMAS DE PINGÜINOS EN PARÍS

 

 

 

 

 

 

El bombardeo de Montecassino

Tal día como hoy, un 15 de febrero de 1944, aviones B-17 norteamericanos lanzaron 2500 toneladas de bombas sobre el monasterio benedictino de Montecassino. Dentro del edificio sólo había mujeres, niños y monjes. Por fortuna los fondos documentales y las obras de arte de la abadía habían sido trasladadas a Roma, pero eso tampoco lo sabían los aliados. Aunque en mi novela Pingüinos en París este es sólo un hecho puntual, sí tiene mención y mucha trascendencia porque la conquista de Montecassino abría el camino de Roma.

b17overabbey

http://www.eurasia1945.com/batallas/contienda/batalla-de-montecassino/

3160704_orig

Fotos del libro de Mathew Parker: Montecassino (Muchas gracias)

 

El intento de someter con el masivo bombardeo a los defensores alemanes de la de la 15ª División Panzergrenadier acantonados en el pueblo y en las inmediaciones del río Rápido tuvo el efecto contrario puesto que los supervivientes alemanes reforzados por la 1ª División de paracaidistas, se hicieron fuertes en las ruinas del monasterio frenando durante semanas los asaltos aliados. La batalla, que había tenido comienzo el   20 de enero cuando el general Clark ordenó que la 36ª División de Infantería norteamericana y a la Guardia Nacional de Texas cruzar el río Rápido y no finalizó hasta el 18 de mayo. Ese día los polacos izaron su bandera sobre los restos de la abadía.

En las distintas fases de la batalla, cuatro en total, los Aliados sufrieron  55.000 muertos, entre los que había estadounidenses, británicos, neozelandeses, polacos, franceses libres, indios, canadienses, marroquíes, argelinos, nepalís, maorís y sudafricanos. En total fueron aniquiladas cuatro divisiones (las 34ª y 35ª Divisiones Estadounidenses, la 2ª División Neozelandesa y la 4ª División India). Las tropas del Eje tuvieron 22.000 bajas entre muertos, heridos y prisioneros, casi todos  alemanes, aunque junto a ellos combatieron algunos fascistas italianos.

bundesarchiv_bild_146-2005-0004_italien_monte_cassino

Ruinas de Montecassino, foto Bundesarchiv.Bild

bundesarchiv_bild_101i-577-1917-08_monte_cassino_fallschirmjager_mit_granatwerfer

Paracasidistas alemanes. Foto Bundesarchiv.Bild

Bei Monte Cassino, Fallschirmjäger

 

Magnífica explicación de la batalla. Eurasia 1945

Vídeo en italiano del bombardeo

Batalla de Montecassino

La abadía hoy por Claudio Mortini  Un gran vídeo de Mortini. Gracias.

Canciones de Pingüinos en París

En la lectura de Pingüinos en París, encontraréis muchas canciones; canciones de amor, de guerra, de amistad; canciones que nos hablan de libertades y emociones. “Suenan” tan bien en las páginas de mi historia que casi podréis escucharlas; sin embargo, no sobra oírlas de verdad y relacionarlas luego con la música de las letras pintadas sobre las cuartillas  de los sueños literarios. Aquí os dejo el enlace de una de ellas y un poco más abajo la página donde podéis escucharlas todas.

 

CANCIONES PARA UNA NOVELA

Todo los vehículos de La Nueve

Me ha costado trabajo, pero ha valido la pena. He podido cumplimentar todos los vehículos de La Nueve que aparecen en mi novela: Pingüinos en París.

Asomaos por :Vehículos de La Nueve y no os sentiréis defraudados. He tratado de referenciar en que páginas o en quién me ha proporcionado las fotos. Ruego a todas y a todos los que queráis hacer una rectificación, valoración o personalizar algún contenido lo hagáis, para que todo el mundo pueda disfrutarlo. También pide disculpas a quienes crean que alguno de los contenidos les pertenece, en este caso estoy dispuesto a la rectificación, corrección o aclaración a quien lo solicite. Un saludo.

ww2-la-nueve-el-26

 

cxitlpdxcaen0i3