Un par de fotos de Gerda Taro y Hans Gutmann en Barcelona en el año 36.

Uno de los personajes de mi novela Pingüinos en París es Gerda Taro. La fotoreportera, pareja de Robert Capa, en la novela cuento los momentos dramáticos de julio y agosto del 36 en Barcelona. Dos ejemplos emblemáticos de lo que fueron aquellos combates vistos por Gerda y Hans Gutmann (Juanito).

 

Resultado de imagen de robert capa y gerda taro

Niño con gorro de la FAI en la Brecha de San Pau en el Paralelo barcelonés, en agosto del 36. Foto de Gerda Taro,

Resultado de imagen de cataluña guerra civil

Foto de miliciana – María Guinestá  (Toulouse, 20 de enero de 1919 – París, 6 de enero de 2014)  en el tejado del Hotel Colón en la Plaza de Catalunya. Al fondo la Catedral, la Torre de San Sebastían  y el mar. Foto Hans Gutmann.

Más sobre Gerda Taro, una de mis protagonistas.

La última foto de Gerda

El apartemento de Gerda y Robert Capa en París

 

Nueva novela

Hoy los Pingüinos es quieren anunciar que he terminado mi nueva novela. Esta vez gira sobre los años 70, se trata de una novela negra ambientada en el Manila Hotel, situado en las Ramblas de Barcelona y en su director, un joven detective aficionado llamado Jordi Brotons y a quién todos conocen como “JB”.

57871006

La novela todavía no tiene portada ni fecha de lanzamiento pero, si es posible, estará lista para el Día del Libro. Os dejo un enlace para que podáis curiosear en la página:

http://www.manilahotelnovela.com

Os agradezco mucho vuestro seguimiento de Pingüinos en París, que seguiré manteniendo activa.

27545284_1360604390710994_7706345650526044108_n

Pingüinos en París, presentación en Barcelona.

 

El pasado día 21 de junio presenté en Barcelona mi nueva novela Pingüinos en París (Bajo dos tricolores)

Quiero dar las gracias a todos los que estuvisteis y a mis lectores en general. Fue una gran tarde.

En la Casa del Llibre de Barcelona

Disfruté de con la presentación de José Manuel Aguirre

Con la familia

Con los lectores

Los amigos

Amigos de adolescencia…

Los amigos de adolescencia… y sus hijos.

Los compañeros de Olivetti

 

Los de la mili… y sus hijos

Otros escritores como Julia Villarés

Amigos editores

…hasta la hija de uno de los personajes de la novela.

Más familia

El público

Los más pequeños

Los Brotons

Con una cervecita.

¡Gracias a todos!

Antonio Machado en Pingüinos en París.

antonio-machado-4

El día 22 de febrero de 1939 fallecía  en Colliure (Francia) Antonio Machado. En mi novela, dos de los protagonistas, Nicoletta y Robert Capa lo saludan en el Hotel Majestic de Barcelona. El poeta y algunos de sus familiares están en la ciudad condal huyendo del avance de los franquistas. Vivirán algunos días en el establecimiento hotelero de Paseo de Gracia para trasladarse a el 25 de abril del 38  a Torre Castanyer en el barrio barcelonés de Sant Gervasi.

 Hotel Majestic, sala de fumadores, donde Machado conversa con Nicoletta y Robert Capa y Torre Castanyer, a la derecha de la foto tras los pinares.

La última residencia de Machado en España, la casa Castanyer. Foto de Barcelofilia

 

En Barcelona colaborará, como ya venía haciendo desde 1937, con el periódico La Vanguardia en el que escribirá su último artículo en enero de 1939. El día 22 de enero, ante la inminente entrada de las tropas golpistas, decide partir para exilio… es decir, para la muerte. Agotado y con la salud muy mermada llegará a Pot Bou y se refugiara en Colliure el 28 de enero. Apenas le queda un mes de vida para recordar a Leonor Izquierdo, aquella niña que le robó el corazón en Soria, su efímero pero gran amor. “Adiós, madre” fueron sus dos últimas palabras; en su viejo gabán encontraron un pedazo de papel en el que  había garabateado su último verso:  “Estos días azules y este sol de la infancia”.

 

Esculturas de Antonio Machad en Baeza y Leonor Izquierdo en Soria

 

lv_19090218_lv_fotos_d_54401404227-992x558lavanguardia-web

Tiempos felices. Foto de La Vanguardia

Antonio Machado. Poeta y maestro por excelencia, fue el más joven de la Generación del 98. Republicano y creyente, de su Dios y del género humano. Según Gerardo Diego, “hablaba en verso y vivía en poesía”. No pudo resistir la derrota republicana.

antonio-machado-8

Entierro en Colliure.Foto de La Vanguardia de Barcelona

Poema de Antonio Machado

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

549531_3954452813958_1320482662_n